En la sombra del editor: el lector editorial

El lector editorial es una figura profesional de la edición. Su función es la de leer los manuscritos que llegan a la editorial  (por parte de las distintas fuentes:  agencias literarias,  editoriales extranjeras, “espontáneos”  o sea los escritores en busca de editor), y escribir un informe de lectura, una ficha técnica donde se evalúa la obra.

La estructura del informe cambia según la editorial pero normalmente consta de una parte de resumen y una de opinión del lector (puntos fuertes, débiles, valoración comerciales  y literarias). Algunas editoriales  piden notas (de 1 a 10) otras valoran más el punto de vista personal del lector.

Para ser lector obviamente es necesario tener pasión por la lectura. Ser un lector rápido, a lo mejor un tanto compulsivo  y un poco ecléctico. También hace falta saber escribir. Muchos  de los que empiezan como lectores tienen una carrera de humanidades y  lo hacen con la esperanza de entrar, posiblemente para quedarse, en el mundo editorial.  Puede ser que en pasado era algo habitual y corriente sin duda  ahora muchas cosas han cambiado en la editoriales  y afuera (ya sabéis la crisis…). Pero nunca se sabe: si eres bueno y le caes bien al editor…quizás.

Otro requisito fundamental es tener mucha paciencia: el lector es  un colaborador editorial cosa que  los editores parecen olvidar.  A menudo el único contacto será con los asistentes (que siempre tardan en contestar) aunque tal vez  es posible conocer editores disponibles, a pesar del poco tiempo que tengan.

Aunque sea una profesión interesante y variada hay que saber que no se puede vivir como lector editorial. La remuneración no es muy alta, cada editorial tiene su tarifario y vale la regla: más grande es el grupo editorial menor será el importe pagado. En fin más que un trabajo es una vocación.

Consejos para redactar un buen informe de lectura

  • Revisar siempre ortografía/gramática. Faltas:NO
  • No se trata de escribir una reseña de prensa, no tiene porque gustarte lo que has leído pero sí que tienes que ver si encaja o no en el catálogo de la editorial. Cosa más fácil de decir, porque a veces hay catálogos donde al lado de unos reconocidos autores literarios se pueden encontrar novelas de Chick-lit… y te quedas un tanto despistado.
  • Escribir con claridad. El editor siempre va de prisa y quiere algo claro y rápido. No tienes que impresionar al editor ni venderle nada. Solo expresar tu opinión de manera clara y argumentada.
  • Nada de estrés. Aunque al principio no es fácil, te ayudará recordar que es el editor que toma la decisión final. Está claro que si aciertas una lectura y descubres un nuevo Harry Potter, es probable que serás un lector  más afortunado y con mucha más lecturas en futuro.
  • Ser honesto: te pagan por dar una  opinión sincera.
  • Ser profesional: entrega el informe en los tiempos requeridos.

El pago (la dolorosa)

  • El importe como dicho anteriormente, varía según la editorial. Cada una tiene sus reglas: hay quién paga con cheque, quién con transferencia bancaria. Los tiempos también son distintos: normalmente en 30/60/90 hasta 120 días.
  • Si eres autónomo enviarás tu factura y esperarás el pago. Si no eres autónomo ¡OJO! porque la situación se complica, no hay una verdadera regla.  Es cierto que las editoriales pagarán el Irpf sobre el importe que te toca, pero  ¿qué pasa cuando, en el momento de hacer la declaración de la renta, descubres que la editorial te ha clasificado como profesional y por lo tanto Hacienda te reclama el IVA (que como profesional tiene la obligación de declarar)? Bueno… tarde o temprano tendrás un problema. Mejor entonces aclarar las cosas con la editorial desde el principio.
  • Normalmente las editoriales pagan cada lectura pero algunas prefieren cumular varios informes antes de pagar, 1o por ejemplo. No parecen muchos  pero todo depende del ritmo de la editorial:  una lectura cada mes = 10 meses antes de recibir el pago como mínimo (si entre tanto no se han producidos problemas administrativos como perder tus datos o  peor un cambio de personal que no se entera de nada). Entonces asegúrate también de este aspecto para saber cuanto tendrás que esperar, para recibir lo que has ganado perdiendo unas cuantas dioptrías.

En conclusión, futuros lectores editoriales, así están las cosas por lo menos desde mi  humilde experiencia. Espero que este artículo pueda ser de utilidad para los que quieran acercarse a este mundo fascinante,  poniendo un poco de luz en un trabajo casi desconocido  y sin embargo fundamental, que se hace con mucha pasión  y discreción en la sombra del editor.

About these ads

2 risposte a “En la sombra del editor: el lector editorial

  1. Hola, me gustaría recibir información acerca de cómo conseguir este tipo de trabajo, te dejo mi correo.

    silvanaag@hotmail.es

    De antemano, muchas gracias

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...